Un plan de desparasitación puede resultar fundamental, ya que nuestra mascota puede albergar parásitos de diferentes tipos. Por un lado, los parásitos internos que pueden hacer que el animal muestre o no síntomas de estar enfermo. En la gran mayoría se produce una caída de las defensas. Además, los huevos de estos parásitos se expulsan a través de las heces, pudiendo contagiar a seres humanos también. Por otra parte, están los parásitos externos, como la garrapata, el mosquito o la pulga. Cualquiera de estos tres insectos puede causar graves perjuicios a nuestros peludos amigos, además de a nosotros mismos, ya que muchas de las enfermedades que pueden contraer también afectan al ser humano.

¿En qué consiste nuestro plan antiparasitario preventivo?

garrapatas-perros-gatosLa clave para que los tratamientos antiparasitarios realmente funcionen es contar con una buena prevención y un plan que asegure la salud de las mascotas. Con nuestros planes creamos un calendario, tanto de vacunas como de desparasitaciones.

Cada tres meses se trata contra los parásitos internos, mientras que la desparasitación externa varía según la época y también la zona geográfica, ya que son las condiciones climáticas y del entorno las que favorecen o no la aparición de estos parásitos. Por eso, solemos alternar los comprimidos específicos para épocas de calor con otros productos como collares y pipetas, mientras que el resto del año solamente harían falta los comprimidos.  Con nuestros profesionales especializados y preocupados por ofrecer las mejores condiciones a todos los animales que nos visitan, encontrarás los mejores antiparasitarios para perros y los mejores cuidados para tu gato.

Garrapatas en perros y gatos

antiparasitos-mascotas

Las garrapatas en perros son muy frecuentes en todos los países de Europa, siendo un problema también común entre gatos, aunque en menor medida. Principalmente causan molestias al animal al fijarse con sus mandíbulas sobre su piel y alimentarse de su sangre. Sin embargo, aquí no acaban los problemas, ya que estos parásitos son transmisoras de graves enfermedades como la de Lyme que pueden contagiar a nuestra mascota a través de la picadura de garrapata. El aspecto que tienen las garrapatas puede variar según las condiciones en las que se encuentre y la raza a la que pertenezca, pero normalmente es un punto con tamaño entre la cabeza de un alfiler hasta el de un guisante y observándose de cerca se podrán encontrar 8 patas.

Las garrapatas en perros muestran síntomas como irritaciones en la piel o que esa zona se hinche, lo que suele ocurrir cuando el parasito ya ha caído del animal. Es común que la cabeza de este parasito se rompa una parte quede en la piel, lo que producirá una infección bactriana o reacciones alérgicas. En estos casos el animal sufrirá mas molestias que podrían durar hasta casi un mes. Si la infestación es continuada nuestra mascota perderá las defensas y estará más cansado y débil. Aunque es menos común, también hay casos de garrapatas en gatos. Del mismo modo se notaría una zona irritada en la piel.

En el caso de que estos parásitos hayan transmitido a la mascota alguna enfermedad, el animal mostraría los síntomas de la misma. Algunas de estas dolencias pueden llegar a ser mortales para ellos. Por eso, es fundamental eliminar a las garrapatas lo antes posible, separándolas del animal. Sin embargo, no se puede hacer a la ligera, ya que, si no se extraen de la forma adecuada, la cabeza de la garrapata se partirá produciendo dolores, irritaciones e infecciones bacterianas en el animal. Por este motivo, solamente el veterinario puede ayudarnos en este proceso. Además, existen una gran cantidad de medidas preventivas que con un buen plan elaborado por profesionales garantizarán que nuestra mascota no tenga por qué vivir esta experiencia.

Prevención y control de pulgas en mascotas

prevencion-pulgas-mascotasEstos parásitos también se alimentan de la sangre de nuestras mascotas. Lo más complicado es que se reproducen rápidamente, por lo que una plaga se extiende muy rápido. Además, muchas mascotas son alérgicas a su saliva y la mordedura de este animal les produce picores y llagas.

Las pulgas en perros se pueden descubrir por estas erupciones en la parte baja del tronco, abdomen, muslos y trasero. Sin embargo, la picazón se encontraría en la zona del cuello cuando hablamos de pulgas en gatos. Existen productos ideados específicamente para el control de estos parásitos, siendo un veterinario cualificado quien mejor nos podrá asesorar sobre el tratamiento más recomendado para nuestra mascota. Además, una infestación de pulgas es complicada de erradicar, por lo que se deberá realizar el tratamiento en varias ocasiones.

Protección mosquitos y otros parásitos externos

mosquitos-parasitos-externosEl síntoma principal para saber que un parásito externo está afectando a nuestra mascota es el picor y la inquietud. Con un buen plan de prevención dispondrás de los tratamientos más recomendados para tu mascota en concreto, ayudando a controlar estos ataques y evitándolos en la gran mayoría de los casos.

Existen diversos repelentes en formatos que se adaptan a las necesidades de cada animal: collares, sprays, pipetas… Sin embargo, lo mejor es consultar a un profesional para conocer lo que resultará más cómodo y efectivo según el tipo de animal y su raza. En nuestro centro estaremos encantados de ofrecerte un plan de prevención antiparasitario.